¿CÓMO INSTALAR UNA PLANTACIÓN?
Biblioteca Agricola

Antes de realizar la instalación de una plantación de árboles frutales debemos comenzar con una adecuada selección de plantones de la mejor calidad porque nuestra inversión es a largo plazo y necesitamos hacer las cosas de manera óptima desde el principio para asegurar el aprovechamiento del máximo potencial de nuestro cultivo. Para conseguir los plantones de frutales normalmente nos dirigimos a un vivero de nuestra localidad pero nuestra limitación es que no conocemos el historial de vivero de las plantas que estamos por comprar. Por ello, a continuación brindamos algunas recomendaciones para realizar una mejor selección antes de la compra :

    Biblioteca Agricola
  • Tipo de contenedor: Nos referimos a la bolsa que contiene al plantón. Es importante que esta sea de buena calidad, altura y ancho porque si tenemos en cuenta el rápido crecimiento de raíces y tiempo que permanecerá en vivero es importante que este sea de buen tamaño “mientras más grande, mejor”. En ocasiones muchos clientes prefieren bolsas pequeñas porque facilita el transporte. Para este caso es recomendable que las plantas no estén injertadas pero que cuenten a lo más con el segundo flujo de crecimiento establecido. En cuanto a las características de las bolsas recomendamos para plantones de frutales como el palto, mango, lúcumo y otros, tengan un grosor de al menos 3 micras, altura mínima de 15 pulgadas y ancho de 7 pulgadas. Para asegurar una buena oxigenación y drenaje del agua de las bolsas es importante que tengan orificios en la base para una adecuada evacuación del exceso de agua.
  • Edad: Para asegurar plantones de calidad es muy importante que el tiempo que hayan permanecido en bolsas sea el menor posible. Para plantones injertados recomendamos que no sea más de 12 meses. La principal razón es porque luego de permanecer un año en bolsa es muy probable que la raíz principal en su crecimiento haya llegado hasta la base de la bolsa y al no poder continuar con su crecimiento tiende a enrollarse sobre sí misma, efecto que se conoce como “raíz sentada”. Las plantas que se instalan en campo definitivo con este problema suelen tener un crecimiento lento y son susceptibles a enfermedades, no producen adecuadamente y luego de algunos años mueren.
  • Eje principal: Debemos verificar que el plantón tenga un solo eje de crecimiento sano y vigoroso, significa que desde el cuello de la planta hasta el ápice no debe haber evidencia que brotes muertos que hayan sido reemplazados por otros.
Biblioteca Agricola
Biblioteca Agricola
  • Análisis de Suelo: Antes de instalar nuestros plantones frutales en campo es imprescindible contar con un análisis de suelo, porque nos brinda información muy importante y relevante como por ejemplo el pH que nos indica el nivel de solubilidad de los nutrientes o la conductividad eléctrica que nos indica el nivel de salinidad; esto último es de especial importancia sobre todo cuando trabajamos con paltos bajo condiciones de costa. Si el lector cuenta con un análisis de suelo y no sabe cómo interpretarlo o si desea obtener uno puede acudir a nosotros para que le brindemos una recomendación apropiada en base a los resultados obtenidos.
  • Preparación de terreno: Luego de interpretar los datos del análisis de suelo debemos continuar con la preparación del terreno. El objetivo general de esta etapa es que podamos brindar las mejores condiciones mecánicas del suelo para que la planta se pueda instalar y crecer con facilidad. Aquí removemos el terreno, preparamos los surcos o en algunos proyectos preparamos los camellones, todo esto para dar paso al hoyado en los cuales se colocarán los plantones. A continuación mencionaremos los tres objetivos principales que buscamos en esta etapa:
    • Compactación: Se refiere a una capa dura presente en el perfil de nuestro suelo. Es importante identificarla y corregirla oportunamente porque esto evita que las raíces puedan crecer y explorar el suelo adecuadamente, además que reduce el nivel de infiltración del agua de riego lo que podría repercutir en una baja aireación en las raíces. Para verificar que nuestro suelo no esté compactado debemos realizar una calicata y analizar el perfil de suelo. Si tuviéramos alguna zona compactada debemos proceder a descompactar mecánicamente con un subsolador. Bajo condiciones de laderas o zonas de sierra en las cuales no puede llegar la maquinaria podemos hacer orificios de 80cm x 80cm x 80cm en cada posición en la que se realizará el trasplante.
    • Humedad:Antes de realizar cualquier labor debemos ablandar el terreno realizando un riego pesado y tendido. De esa manera activamos la actividad del suelo y a los pocos días facilita el trabajo de la maquinaria y de las personas
    • Aireación del suelo: Esto se logra removiendo el terreno en el cual se va a trabajar. Se puede hacer utilizando un arado de discos, en caso pueda hacerse mecánicamente, o también utilizando un implemento jalado por un caballo.
Biblioteca Agricola
Biblioteca Agricola

El trazado de una plantación consiste en establecer en campo la posición en la cual serán trasplantados los plantones. Esta distribución sigue la forma de algunas figuras geométricas en las que cada vértice señala el punto exacto en el cual se colocará el plantón. Estas distancias se sustentan teniendo en consideración algunas características propias del cultivo y del manejo que se le dará tales como el tamaño final de los árboles, el nivel de mecanización en las operaciones agrícolas, las curvas de nivel y sistemas de riego, entre otras. A partir de tener establecido el trazo de plantación podemos calcular el número de plantas que necesitaremos por hectárea. El producto de la distancia entre plantas y entre filas se conoce como “densidad de planta ción”.

En general podríamos considerar que la distancia mínima recomendable entre plantas para palto es de 4 metros y para mango es de 3 metros. Toda plantación que se realice a una distancia menor podría ser considerada como un sistema de plantación a alta densidad.

Biblioteca Agricola
TRAZO EN CUADRADO:

Este sistema es utilizado principalmente en zonas planas de costa o en laderas con pendientes menores al 10%. El trazo que se hará en campo tiene la forma de un cuadrado, es decir, la distancia entre plantas y entre filas es la misma y las plantas se colocan en lo que sería cada vértice de dicho cuadrado. Este sistema permite realizar labores culturales en dos direcciones al igual que el sistema de riego y es aplicable en frutales como el palto y mango.

Biblioteca Agricola

Para calcular el número de plantas que tenemos por unidad de área podemos hacer uso de la siguiente fórmula :

Biblioteca Agricola

EJEMPLO: Si nuestro terreno mide una hectárea (10,000 m2) y queremos instalar una plantación de lúcumos en un sistema de conducción en cuadrado a una densidad de 5 metros entre plantas necesitaríamos:

Biblioteca Agricola
TRAZO EN RECTÁNGULO:

Este tipo de trazo es muy similar al sistema en cuadrado solo que ahora sigue una forma rectan- gular, es decir, la distancia entre las filas es mayor a la distancia entre plantas. Este sistema se adecua bien en superficies planas y en terrenos cuya superficie es irregular o en laderas y es aplicable en la mayoría de cultivos frutales como paltos, mangos, uva, maracuyá, granadilla, etc.

Biblioteca Agricola

Para calcular el número de plantas que tenemos por unidad de área podemos hacer uso de la siguiente fórmula:

Biblioteca Agricola

Por ejemplo, si pensamos instalar una nueva plantación de paltos con un trazo en rectángulo, a un distanciamiento de 6 metros entre filas y 4 metros entre plantas, en una hectárea necesitaríamos:

Biblioteca Agricola
TRAZO EN TRIÁNGULO O TRESBOLILLO:

A diferencia de los dos sistemas anteriores este utiliza como figura geométrica el triángulo equilátero el cual guarda la misma distancia entre plantas y entre filas. Este sistema permite incrementar la cantidad de plantas en 15% respecto al sistema de trazado en cuadrado. Además es muy útil en plantaciones intensivas o aquellas que se encuentran en terrenos de pendientes fuertes.

Biblioteca Agricola

Para calcular el número de plantas que tenemos por unidad de área podemos hacer uso de la siguiente fórmula:

Biblioteca Agricola

Por ejemplo, si pensamos instalar una nueva plantación de mangos con un trazo en tresbolillo, a un distanciamiento de 3.5 metros entre plantas, en una hectárea necesitaríamos:

Biblioteca Agricola
Biblioteca Agricola
TRAZO EN QUINCUNCE O CINCO DE OROS:

Este trazo es una modificación al sistema de cuadrado en la que se coloca una planta justo al centro de la diagonal que resulta de unir dos plantas consecutivas de filas contiguas con lo que se da la formación de triángulos isósceles (dos lados iguales y el tercero de diferente longitud). Este tipo de trazo se usa para duplicar la cantidad de plantas instaladas con el objetivo que produzcan los primeros años y luego sean eliminados.

Biblioteca Agricola
Biblioteca Agricola

Este trazo es una modificación al sistema de cuadrado en la que se coloca una planta justo al centro de la diagonal que resulta de unir dos plantas consecutivas de filas contiguas con lo que se da la formación de triángulos isósceles (dos lados iguales y el tercero de diferente longitud). Este tipo de trazo se usa para duplicar la cantidad de plantas instaladas con el objetivo que produzcan los primeros años y luego sean eliminados.

Biblioteca Agricola

Tener presente que esta recomendación es muy referencial, sirve solo como para tener una idea de los insumos que necesitaría. Para una recomendación más acertada según sus condiciones reales contáctese con nosotros para poder asesorarle en su proyecto.

Biblioteca Agricola

Luego de haber realizado la preparación del terreno y haber realizado el trazo debemos realizar los hoyos en cada punto marcado, dichos hoyos deben ser de al menos 50 cm de profundidad por 50 cm de ancho; si el terreno no ha sido previamente descompactado y no tenemos acceso a maquinaria deberíamos realizar hoyos de unos 80 cm de profundidad y 80 cm de ancho con lo cual podríamos asegurar una rápida exploración radicular y adecuado establecimiento. Lo que sigue es trasladar y distribuir todos los materiales a utilizar.

Biblioteca Agricola

En algunos proyectos ejecutados en terrenos planos de gran extensión lo más conveniente es realizar la incorporación de materia orgánica y surcado utilizando maquinaria agrícola adecua- da. Luego de la preparación del terreno se hacen los surcos en los cuales se incorpora la materia orgánica y luego se realiza el tapado calibrando el implemento agrícola para que conserve la distancia entre surcos. Al terminar con el tapado procedemos a realizar la medición y marcado de la posición en la que irá cada planta sobre el mismo surco.

Biblioteca Agricola
Biblioteca Agricola

En el hoyo primero se debe devolver un poco de la tierra extraída, esto con el fin de nivelar ligeramente lo que sería la altura final del plantón a colocar. Luego, aplicar en el fondo el compost y los fertilizantes sintéticos, añadir un poco de la tierra que se extrajo al hacer el hoyo y mezclar para que todos los materiales se integren adecuadamente.

Biblioteca Agricola
Biblioteca Agricola

Colocar el plantón dentro del hoyo y retirar la bolsa haciendo un corte solo en la base de la bolsa y doblándola ligeramente sobre sí misma, luego jalar hacia arriba hasta que la bolsa salga completamente. En este momento es que se puede realizar uno o más tratamientos adicionales como: Inoculación de Trichoderma sp., aplicación de enraizadores, aplicación de desinfectan- tes/fungicida como el sulfato de cobre pentahidratado, otros, pero esto va a depender de la recomendación de un especialista que haya revisado a detalle las condiciones de su proyecto.

Biblioteca Agricola
Biblioteca Agricola

Teniendo al plantón dentro del hoyo debemos comprobar visualmente que se encuentre alineado según el tipo de trazo establecido.

Biblioteca Agricola

Rellenar en hoyo con la tierra extraída pisando ligeramente para que no quede tierra suelta, simultáneamente se debe estar verificando que el plantón se encuentre alineado. Tener presente que al rellenar el cuello de la planta debe quedar algunos centímetros por encima del nivel del suelo; se hace esto porque después del primer riego en normal que el nivel del cuello de la planta profundice ligeramente.

Biblioteca Agricola
Biblioteca Agricola

Una vez que los plantones fueron trasplantados y alineados adecuadamente se recomienda colocar a cada uno de ellos un “tutor” el cual es un palo que sirve de apoyo para que las plantas puedan crecer rectas sin que se vean influenciadas por la fuerza del viento.

Biblioteca Agricola

Regar inmediatamente. La idea es evitar la deshidratación producto de la manipulación durante el trasplante.

Biblioteca Agricola