05-10-2021
El boom del holantao en el valle de la cuenca de Nepeña

Arveja se usa en la comida china, es altamente rentable y pequeños productores de la zona alta pueden cosechar hasta 15 toneladas por hectárea y precio en campo supera los S/ 5 por kilo

El holantao se ha convertido en un cultivo de moda para los pequeños productores de la parte alta de la Cuenca del Valle de Nepeña debido a su corto periodo de cosecha y a su alta rentabilidad en el mercado nacional e internacional. Las y los agricultores pueden obtener hasta 15 toneladas de la preciada arveja por hectárea y su precio en campo puede superar los S/ 5 por kilo

El Servicio para el Desarrollo Integral Rural (SEDIR) capacitó a hombres y mujeres de los caseríos de Antaracá,   Pichiu, Pisha, Capan, Pucará, Ocshapampa y Nununga, ubicados en la subcuenca del río Loco, sobre el manejo del holantao y cómo prevenir enfermedades o plagas con la finalidad de tener un producto de calidad y más competitivo. "He visto que otros compañeros han sembrado holantao y tienen buenas ganancias. Yo también quiero aprender a cultivar porque veo que es muy rentable" comenta Aida Rosas Palmadera, quien junto a sus 2 hijas vive en el caserío de Pichiu ubicado a más de 3 mil metros de altura en el distrito de Pamparomás en la región Áncash.

La producción del holantao apenas tiene 4 años en la subcuenca del río Loco donde su frontera agrícola es de 20 hectáreas, pero con proyección a aumentar para sacar de la pobreza a decenas de familia, quienes principalmente practican agricultura de subsistencia. "El holantao es el nuevo oro verde para los agricultores debido a que se puede obtener ganancias en muy corto tiempo. La primera cosecha es en 6 meses y luego se puede cosechar hasta 3 veces por semana", explica el especialista de SEDIR, ingeniero Marco Huayaney.

El holantao es rico en proteínas y es insumo importante de la gastronomía nacional, principalmente en la comida china. Sin embargo, la mayor parte de la producción se exporta a Estados Unidos y Europa. La zona del Callejón de Huaylas concentra la mayor producción en Áncash con más de 200 hectáreas de cultivo.