07-10-2021
SEDIR capacita y empodera a la mujer rural para una agricultura familiar rentable y sostenible

Madres de familia con bebés a la espalda y jóvenes participan de talleres demostrativos en la parte alta de la cuenca del valle de Nepeña

Las mujeres de la parte alta de la Cuenca del Valle de Nepeña han decidido capacitarse para optimizar su sistema de producción agrícola y pecuaria con la finalidad de mejorar su calidad de vida y la de sus familias. Madres de familia y jóvenes participan activamente de los talleres demostrativos que brinda el Servicio para el Desarrollo Integral Rural (SEDIR) sobre mantenimiento de campos, manejo de diferentes cultivos, crianza de cuyes y en la elaboración de compost.

Las mujeres cultivan los campos de los 16 caseríos de la subcuenca del río Loco que se ubican entre los 1900 y 4000 mil metros de altura sobre el nivel del mar en el distrito de Pamparomás, región Áncash. Las mujeres incluso asisten a los talleres con sus bebés sobre la espalda. "Las capacitaciones nos permiten tener más conocimiento sobre la agricultura y nos hace más independientes. He aprendido cómo sembrar palta y yo también enseño a otras mujeres de la comunidad", explica Aida Rosas Palmadera, del caserío de Pichiu.

La agricultura familiar representa el 97 % de las unidades agropecuarias en Perú y concentra a más de 3 millones de personas entre padres, hijos, abuelos, etc. Y la mujer rural es parte importante en el impulso y fortalecimiento de la agricultura familiar. "Las mujeres son fundamentales para la agricultura familiar, pues al capacitarse reciben información y ponen en práctica los principios agroecológicos para una producción sustentable", remarca el especialista que desarrolló un taller de capacitación por SEDIR, Luis Gomero Osorio.

El especialista en agroecología y producción orgánica, Luis Gomero, también enseñó a mujeres y hombres sobre cómo manejar la integración de las unidades productivas de crianza de animales, cultivo de plantas y la diversificación productiva para garantizar la seguridad alimentaria. Además, sobre cómo adaptarse a los cambios climatológicos.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) resalta la importancia de la agricultura familiar y precisa que la agroecología tiene como finalidad una interacción óptima entre los seres humanos, plantas, animales y el medio ambiente.