10-05-2022
Alumnos y sus padres aprenden a leer juntos en Pamparomás en Áncash

Colegio Jesús de Nazareth fue ganador de proyecto comunitario innovador que organizó el Ministerio de Educación

La lectura familiar y comunitaria es una estrategia educativa que ha implementado la Institución Educativa N° 88301 Jesús de Nazareth ubicada en el Centro Poblado de Pisha en el distrito de Pamparomás. La idea es involucrar a toda la población con la finalidad de revertir los índices negativos sobre hábitos de lectura. Uno de cada 10 alumnos del mencionado colegio comprende lo que lee, sin embargo, ninguno responde adecuadamente lo que lee.

El colegio organizó una feria de lectura precisamente para hacer de la lectura un hábito participativo de alumnos y padres. “Pretendemos impulsar la lectura con la colaboración conjunta de toda la comunidad educativa poniendo como protagonista al alumno. Queremos revertir las cifras negativas de lectura”, explicó el director del colegio Jesús de Nazareth, Roberth Alegre Saavedra. La feria exhibe los "mandiles lectores" bordados por los propios padres de familia con textos locales, regionales y nacional.

Colegio ganador

Las otras tres ferias se realizarán en julio, agosto, noviembre y son parte del proyecto "Ferias colaborativas de lectura a nivel familiar y comunal" que en 2019 quedó como la séptima mejor propuesta de innovación de lectura de un total de 2300 propuestas a nivel nacional. El concurso fue organizado por el Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación Peruana (Fondep) del Ministerio de Educación. “La educación debe trascender más allá de las aulas y por ese motivo es que presentamos el proyecto sobre lectura familiar y comunal. Se trata de una estrategia que nos involucra a todos", remarcó Alegre Saavedra.


El colegio Jesús de Nazareth cuenta con 230 alumnos en los niveles de primaria y secundaria. Las ferias de lectura no solo promueven el hábito de leer de forma familiar, pues también es una plataforma de exposición cultural con diferentes expresiones artísticas. Además, sirve como herramienta para conectar, vivencialmente, a lugares alejados donde el servicio de Internet es prácticamente una utopía.